jueves, 1 de marzo de 2012

Asuntos Pendientes

No puedo
esto es una piedra
milenaria
enorme
apelmazada
Esto
es una montaña
creciéndome
adentro.

22 comentarios:

  1. Es habitual creer que uno no puede cuando le crece la piedra dentro, la tonelada inamovible de la pesadumbre. También es habitual el ser consciente del inmenso poder de uno mismo, ése que nos permitirá barrenar la montaña o escalarla felices a golpe de salto y silbido, una vez que somos capaces de moverla, girarla o simplemente reducirla a mero granito de arena. Y no te olvides de añadirlo como un tesoro a tu reloj....

    Besos!

    ResponderEliminar
  2. Pero qué cosa más linda y esperanzadora decís, maquinista! Reducirla a un granito de arena y añadirlo como un tesoro a mi reloj..eso sí que es una montaña a mi favor..

    Fuerte abrazo!

    ResponderEliminar
  3. A veces es complicado liberarse. es complicado seguir para adelante. Pero al final es mejor que dejarse caer, o quedarse quieto.
    Y los asuntos pendientes ya van a ser resueltos (o finalmente te das cuenta que no son ni asuntos ni pendientes).

    El poema es hermoso.

    ResponderEliminar
  4. Si, un comentario hermoso el de Maquinista, como siempre.

    También es cierto que la esperanza duerme en tu poema; yo la sentí como una cosquilla después de la palabra "creciéndome"

    Mientras crezca,
    mientras esté pendiente,
    mientras seamos asunto,
    mientras,
    mientras estamos.

    Un enorme abrazo desde el sur.

    ResponderEliminar
  5. A veces, asì sucede.

    Hay que respirar hondo, y ser consecuente.

    Buen poema.







    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  6. A veces me crece una piedra, pero con una caricia se vuelve de algodón. Lo juro!

    ResponderEliminar
  7. Vivimos y crecemos con el lastre de lo inacabado, de lo pendiente, de lo que pensamos que tenemos que culminar. Una fuerza nos retrae y nos lo impide, y con el tiempo es como dices, una piedra milenaria. Y quizá son cosas que tienen que quedar así, no sé...o són resistencias mentales...Sólo lo podremos saber si nos ponemos a la acción.
    Un saludo

    ResponderEliminar
  8. Lucas, es complicado..pero hay que seguir, sí.. Un abrazo

    "Mientras crezca,
    mientras esté pendiente,
    mientras seamos asunto,
    mientras,
    mientras estamos."

    Gracias por la poesía, Juan! ;)

    Gaucho..respirar hondo es un buen comienzo, sí.. Un abrazo

    ResponderEliminar
  9. Joven Cuervo, la montaña guardará un germen de algodón? ;) Besos

    mj, el lastre de lo inacabado, eso es una gran descripción.. Besos!

    ResponderEliminar
  10. Uf, esos Everests que crecen dentro de uno. Lo peor es que uno se acostumbra a llevarlos como si fuera la cosa más normal, hasta que no puede más. Inventaría un término para esto: Litiasis afectiva, pero no lo tomes en consideración porque no es lo que parece.
    Un beso ya menos quejoso.
    HD

    ResponderEliminar
  11. Humberto..te diría que la "litiasis afectiva" no será lo que parece, pero probablemente se le parezca más de lo que es! ;)

    Besos

    ResponderEliminar
  12. Hermoso sentir en estos escritos saludo desde…
    Abstracción textos y Reflexión.

    ResponderEliminar
  13. Por más milenaria que sea la piedra, creo que depende de nosotros si la convertimos en montaña o como dice el maquinista en arena...creo que el sentimiento que nos envuelve en un momento dado hace que hagamos la diferencia, muy lindo...un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. La esperanza flota por encima de las losas que nos prenden en las entrañas. Ellos nos agobian. Nosotros los despreciamos.

    ResponderEliminar
  15. Qué cosas lindas dicen todos..gracias, gracias por la buena compañía, fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  16. El poema es grandioso como esa montaña.
    Deberás escalarla.
    No hay más remedio.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  17. cuando te pesa en pecho te pesa el cuerpo entero...

    ResponderEliminar
  18. Se diluyen al resolverlos. Muy bueno
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  19. En eso estoy, Toro..quién sabe. Besos

    Sí..y te pesa la galaxia, María.. ;) Abrazo

    Gracias Lapisla..un abrazo

    ResponderEliminar
  20. Has probado a ir dimitiendo de tantas responsabilidades?

    Funciona.
    Aunque no es fácil asumirlo al principio.
    Sólo está al alcance de gente muy madura.

    ResponderEliminar