jueves, 9 de febrero de 2012

Y si acaso no brillara

Desde este bar
anaranjado
negro
crepuscular

en esta esquina del gentío
triste lugar de párpados caídos

sobre esta camilla de dos patas
pariendo un anochecer
sin anestesia

acá
desde estos cuatro centímetros cuadrados
de cristal
que también llora
de a ratos
si respiro

en este pobre sitio
sitiado
de nadas
nadando en tazas
de café
de lluvia

desde esta esquina
(absurda, claro)
de la vida

te prometo

que no voy a creerle a la muerte
aunque me jure

17 comentarios:

  1. A todos nos dolió mucho la muerte del Flaco... Mucha, mucha luz, un privilegio haberla experimentado, aunque más no sea de lejos,

    Fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Te encuentres donde te encuentres y te encuentres como te encuentres los destinos están sellados y la muerte dará fe de ello te la creas o no y muchas veces sin la necesidad de jurártelo.Besos.

    ResponderEliminar
  3. Lamentablemente, lo nuestro es pasar.

    Algunos dejan huella, como èl.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. y si acaso enmudeciera por la belleza del poema y no comentara.....

    Un beso (y no, no creas a la muerte aunque jure poque...¿cuántas veces no habrá jurado en falso?....)

    ResponderEliminar
  5. La muerte es inevitable.
    Por desgracia.

    Un abrazo grande ( o dos).

    ResponderEliminar
  6. Así es, Juan...un privilegio de luz, eso fue.

    Abrazo fuerte

    Bosón, trataré de no creerle mientras tanto..qué más da. Besos ;)

    Pasar haciendo caminos, Gaucho, como dijo Machado, no?

    Abrazo

    ResponderEliminar
  7. Maquinista, no comentas y sin embargo tu comentario es hermoso..(yo también creo o sospecho que ella suele jurar en falso).

    Un abrazo (y gracias)

    Kayla, es inevitable..(y sin embargo..)

    Te mando un beso ;)

    ResponderEliminar
  8. La muerte se ríe de nuestros juramentos.

    Besos.

    ResponderEliminar
  9. La muerte es creíble porque tiene la pequeña posibilidad de llevarse ese amasijo de carne que somos, todo lo demás queda. Que no es poco.
    Un beso.
    HD

    ResponderEliminar
  10. Parece una buena decisión. Como dice Juan, mucha luz.

    ResponderEliminar
  11. Hay luces que no mueren, tan solo se mudan al cielo de los inmortales...

    ResponderEliminar
  12. Ella se ríe, Toro, y yo le desconfío..

    Besos

    Me gustó eso, Humberto, la que tiene es una "pequeña posibilidad"...y "todo lo demás" la desborda por doquier (al menos en este caso, no?).

    Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. Bienvenido Lucas a estas decisiones..un abrazo (y gracias).

    La novia, coincidimos en el consuelo.. te mando un abrazo.

    ResponderEliminar
  14. La muerte es inevitable, como dice Gaucho algunos dejan huella y el Flaco la dejo.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. Por suerte tenemos la huella, Lapislazuli.. Besos

    ResponderEliminar
  16. Pim, pam, pum, al cerebro. Me encanta que desde la supuesta sencillez se hagan cosas tan difíciles y buenas.

    Salud-os.

    ResponderEliminar