martes, 22 de febrero de 2011

quejas en el barrio

Podes decir lo que quieras, pero yo creo que el solitario spider es un fraude. Creo que la araña tiene una papa frita atravezada en el esófago y no puede dormir de tanto azar. Creo también que las diagonales muchas veces no se cruzan (matemática pura, puro cuento). Creo que a las obviedades se las lleva el viento y creo que el espejo es un tipo bravo, qué tipo ese (el del espejo). Creo que salir para un lado y terminar para el otro también puede ser una osadía. Creo que barrer la vereda es una actividad tautológica, y que de la catarsis no se vuelve aunque se disimule. Creo que las casualidades son casualidades puras, pero qué cosa rara. Qué cosa. Creo que en el estómago hay una civilización oscura, antiquísima y sabia hasta la bronca. Creo que el asombro es una fiesta con guirnaldas y fuentes azules con agua de mar y caracoles y quién sabe. Creo que la rima puede no arrimar a ningún lado, y que todo lo que digas puede ser usado a tu favor, por qué no, por cuánto sí. Creo que creer desordenado no tiene sentido, pero cambia. Creo que repetir tantas veces la palabra "creo" crea hostilidades y hastío y quejas en el barrio. Creo que la dialéctica viene bajando desnuda por un acantilado y estamos abajo, ahí nomás, como si tal cosa. Creo que en algún rincón de esta bola gigantesca debería existir un balneario exclusivo para quejosos crónicos con sectores cuidadosamente diseñados para patalear porque sí. Creo que los mosquitos también pueden complotarse y que probablemente Benveniste haya estado equivocado o amenazado de muerte o loco. Creo que la esperanza no es lo último que se pierde, y que las frases hechas deberían retirarse del mercado con chaleco de fuerza y rivotril y espanto. Creo que el psicoanálisis también puede mentir (de acomplejado nomás o de culposo). Creo que al mal tiempo, mala cara y viceversa. Creo que el punto de vista se fue por la borda y que el océano es un lugar hiperkinético y azul. Creo que, definitivamente, las hadas se perdieron buscando al resacoso grano de paciencia aquel que cavaba un hoyo en el desierto cuando todo estaba a punto de empezar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario