jueves, 23 de diciembre de 2010

Cinco millas

Las reí juntas
juntas las usé
las uní deliberadamente
las malgasté, también
las combiné
(muy arbitrariamente)
respondiendo a la liturgia inútil
de huirme o de buscarte.
Y no te busco
sólo sé que hablaba de tus manos
tus manos en tierras desconocidas
tus manos que eran
¿Quiénes eran?
¿Existían?
Y jaja y jeje
(se escuchaba desde afuera)
sin comillas
¿cinco millas?
-Claro, entendamonos, que asusta..
-pero..
-nada
-...de nada
-buenas tardes
Así, desposeído y de pie
corrías en círculos anaranjados
mientras yo recomponía (con desesperación de mundo) los diminutivos de la historia
para que encontraran amparo
tus desquicios..
Después las reí
las usé
y las malgasté..
para decirte (por decirte algo..algo de veras, algo en definitiva) que si se trata de existirte
creo
que el universo
versa más
y es menos absurdo
si en algún rincón de sus vestigios
dormís vos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario