miércoles, 14 de julio de 2010

prescindiendos

Después de las epidemias
de la escoba del buen hombre
y la templanza
de la dignidad de las señoras
y la historia
después de las leyes
y sus remisiones
del bocado de nada
y la osadía
después de las aves patrias
y la niebla
de las palabras en vela
y los escombros
después de las antesalas
del olvido
antes
antes y después de la memoria
existe un territorio
insomne
remitente
estratégicamente oblicuo
heterodoxo
inmune
espabilante
que
-entre mis ideas aceptables
y tus comisuras-
prescinde
de la buena fe y la utopía.

No hay comentarios:

Publicar un comentario