martes, 20 de julio de 2010

Algo de patio

Yo te creo
y creerte tiene algo
de abuela en la cocina
y de nostalgia
te creo la risa
las manos
y las sinrazones
Te creo
y creerte tiene también algo
de patio de recreo
de barrilete (cósmico)
y de lluvia.
Te creo porque creerte
siempre es una fiesta
una calle de pueblo
una consigna
Yo te creo los labios
como centinelas
te creo las dudas
la máscara
y las peripecias
Yo vengo a creerte
aunque todo y más que todo
aunque la historia
Y todos esos soles que fabrico
-no lo dudes-
vienen con tu nombre
tu credo
tu memoria.

miércoles, 14 de julio de 2010

prescindiendos

Después de las epidemias
de la escoba del buen hombre
y la templanza
de la dignidad de las señoras
y la historia
después de las leyes
y sus remisiones
del bocado de nada
y la osadía
después de las aves patrias
y la niebla
de las palabras en vela
y los escombros
después de las antesalas
del olvido
antes
antes y después de la memoria
existe un territorio
insomne
remitente
estratégicamente oblicuo
heterodoxo
inmune
espabilante
que
-entre mis ideas aceptables
y tus comisuras-
prescinde
de la buena fe y la utopía.

viernes, 2 de julio de 2010

Con fin

Abrimos el cajón

Le quitamos a la tarde sus memorias

Tan decibles

Tan atropelladas

Tan insulsas

Acariciamos las sorpresas

(que nos cuidan como milagros)

Las palmas los versos las pericias

Todo

Y sus excepciones

Volvió / Volvieron

a las rondas.

Abrimos el cajón

Nos volvimos manos

Encontramos estrellas coloradas

Encontramos estrellas

Verdes estrellas

Encontramos

(Le quitamos a la tarde sus desvelos)

Nos volvimos patio

Y

Al fin

-con fin

por fin

sin acertijos

ni cabos

ni ataduras-

olvidamos la muerte.